Un nuevo comienzo - Dulcemente

Un nuevo comienzo

Un nuevo comienzo es ilusionante e inspirador. Llenar los pulmones profundamente y exhalar nuevas ideas, retos y colaboraciones.

Después de finalizar mi etapa en el proyecto Tomates Felices, fundado en el año 2015, actualmente retomo mi actitud emprendedora bajo el proyecto Dulcemente, con algunos objetivos similares y otros totalmente nuevos. Creando nuevas alianzas, aplicando la experiencia recogida durante 4 años en generar nuevos resultados y con un propósito intacto: generar oportunidades de inclusión laboral a personas con problemas de salud mental.

Soy Sebas M. Grande-Caballero. Informático, de Arroyomolinos de León (Huelva) y hortelano. Vinculado al mundo de la salud mental desde 2012. Poniendo creatividad en los retos que afectan al mundo rural, para desarrollar soluciones nuevas o aplicar otras existentes en mi contexto más cercano.

Tras mi paso por la Escuela de Emprendimiento Social de FEAFES Empleo comencé a trabajar en un modelo de negocio basado en la elaboración de mermeladas. Mermeladas con recetas que consiguen combinar las mejores hortalizas y frutas con plantas aromáticas y silvestres de nuestra Sierra. Una elaboración cuidada y artesanal que ofrece sabores únicos, que se pueden degustar directamente con una buena hogaza de pan o maridándolos con productos de primera calidad como carnes y quesos de la Sierra de Aracena o de la Comarca de Tentudía.

Como empresa social, nuestra cuenta de resultados se mide en 3 parámetros: impacto económico, impacto social e impacto medio ambiental.

Impacto económico: a través de la venta de nuestras mermeladas creamos empleo para personas con problemas de salud mental. Además, nuestros proveedores son productores de nuestro entorno, buscando siempre la máxima proximidad, fomentando así que nuestro impacto se quede lo más cerca posible.

Impacto social: además de la inclusión laboral en salud mental, también trabajamos por mejorar la calidad de vida de quienes cuidan a personas en situación de dependencia o que sufren una enfermedad grave. Para ello llevamos a cabo nuestras Escuelas de Familias Cuidadoras.

Impacto medio ambiental: vivir conectado al mundo rural es saber que cada acción de una empresa tiene consecuencias para la naturaleza. En Dulcemente trabajamos por compensar las consecuencias negativas y potenciamos las positivas. Si quieres saber más, puedes leer nuestra política de Sostenibilidad.

Queda aún mucho por desarrollar para que Dulcemente sea todo lo que puede llegar a ser. Cada poco tiempo seguiremos hablando de los avances del proyecto en nuestro blog, además de dar algunas ideas sobre reutilización de residuos y excedentes, o comentaremos las últimas novedades sobre emprendimiento social y salud mental, así como hablaros de todo lo que sume a este proyecto que apenas acaba de (re) nacer.

Si quieres estar al tanto de todo lo que creamos en Dulcemente, síguenos en nuestras redes sociales.